En el comienzo de la Iglesia: el martirio


Esta semana hemos celebrado a San Jorge, uno de tantos mártires que ha entregado su vida al defender su fe. Sin duda, la figura de los mártires trae a nuestra mente imágenes que evocan violencia, dolor, derramamiento de sangre, etc. Aunque hoy en día son muchos los mártires que sufren su cruz de una manera distinta, en la que a lo mejor no hay sangre ni violencia física, pero si una discriminación, aislamiento o exclusión social, desprestigio y un sinfín de atropellos e injusticias que el Señor les “regala” (sí, el martirio es un don de Dios) a unos cuantos.

El Papa, con motivo de su onomástica, ha pronunciado una homilía en la que hace mención de los mártires, como cabría esperar; y hay una frase que me gustaría reseñar: ” en el momento en que estalla la persecución se desata también la actividad misionera de la Iglesia”. Y esa frase me ha dado mucho que pensar estos días. ¡Qué gran verdad! Sin esas persecuciones, ¿cómo se habría sido llevado el Evangelio a todas las naciones? Es en el momento en que estalla la persecución, por parte de los judíos, de los “seguidores de aquel Jesús de Nazaret” cuando tiene lugar la primera evangelización (y digo seguidores de Jesús y no cristianos porque se nos dice en Hch 11,26 que: “en Antioquía fue donde, por primera vez, los discípulos recibieron el nombre de cristianos”). Gracias a esas persecuciones y a todas las que ha habido en la historia de la Iglesia (en época del Imperio romano hasta Constantino, con los pueblos bárbaros como los visigodos…) en las que la fe en Jesucristo se ha ido expandiendo y haciéndose cada vez más firme. El propio Pablo, sí, aquel que luego se llamará “apóstol de los gentiles”, al principio fue un perseguidor, que presenció la lapidación del primer mártir, Esteban. Y aquello seguro que dejó huella en San Pablo porque, ¿quién podía morir por una causa que no fuese la Verdad o quien daría su vida si no tuviese la certeza de que aquello que creía era verdadero?

Ahí tenemos a las primeras comunidades de cristianos, la primitiva Iglesia. Ello sufrieron cruentas persecuciones en las que, en muchos casos, era elevado el número de creyentes que daban su vida por Aquel que les había regalado la vida. ¡Qué bonito! Sin importarles las consecuencias, sin ni siquiera pensar en lo que podían ganar o perder…no renunciaron a su fe, ¡es más, se reafirmaron en ella! Como aquellos mártires de Bitinia, que afirmaron ante el gobernador Plinio el Joven: “sine Dominico non possumus” (sin el Domingo -día del Señor- no podemos -era como decir que sin la Eucaristía no podían vivir).

san ignacio de antioquía

Y así comenzó la actividad misionera de la Iglesia, con aquellos que huían de una región a otra y a la vez predicaban a Cristo. Si leemos los Hechos de los Apóstoles podemos comprobar como en la historia inicial de la Iglesia la evangelización es un punto esencial de la vida de la misma. Sentían la “necesidad” de compartir con otros la alegría de la vida con y en Cristo.

Aquello fue el punto de arranque de una actividad misionera que continúa hoy en nuestros días y que es tan necesaria para la vida de la Iglesia, no porque tengamos que venderle la moto a nadie o porque necesitemos más cristianos para ser la religión número uno, sino porque, como ha dicho el Papa Francisco, encontrar a Jesús fuera de la Iglesia no es posible; la Iglesia, en el curso de los siglos, ha proclamado y testimoniado con fidelidad el Evangelio de Jesús (cf. Dominus Iesus, 2), quien es Aquel que ha venido a salvar al hombre.

La historia de la Iglesia ha contando con muchos instrumentos de Dios para que todos los hombres pudiesen conocer a Cristo. Entre esos instrumentos, Dios ha puesto a tantos y tantos mártires. Su entrega debe ser un estímulo para nuestra fe, para nuestra vida con Cristo.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s